Eduardo Bolsonaro impulsó una moción de repudio a Alberto Fernandez

Es por el apoyo del presidente electo a la campaña por la liberación de Lula da Silva. Consideran que se metió en asuntos internos del país.

Presidida por Eduardo Bolsonaro, el hijo 03 del presidente Jair Bolsonaro, la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó una moción de repudio al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, por inmiscuirse en asuntos internos del país y “faltar el respeto a las decisiones” del Poder Judicial por su adhesión a la campaña por la libertad de Luiz Inácio Lula da Silva.

La moción de repudio fue presentada en la comisión por el diputado Luiz Philippe de Orleans e Bragança, del oficialista Partido Social Liberal (PSL), miembro de la familia real brasileña descendiente de los emperadores Pedro I y Pedro II y conocido por su activismo en favor del liberalismo económico.

La aprobación de la moción fue hecha en una votación simbólica, es decir, sin conteo de votos, aunque legisladores como Arlindo Chinaglia y Henrique Fontana, del Partido de los Trabajadores (PT), pidieron registrar su oposición a la moción tras fracasar en su intento de impedir su aprobación.

La moción aprobada repudia a Alberto F. por “no respetar las decisiones de las instituciones judiciales del Estado brasileño, por quebrar el decoro internacional en lo que dice a las buenas relaciones diplomáticas, por el activismo político en asuntos internos de Brasil y por agraviar a una parcela expresiva de la sociedad brasileña”. La aprobación no tiene ningún efecto práctico pero suma ruido a la creciente tensión bilateral.

Orleans e Bragança presentó el pedido de repudio luego que, el día de su triunfo electoral en Argentina, Alberto F. calificara como “injusta” la detención del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien también visitó en la cárcel durante su campaña.

Esos gestos de Alberto F., sumados a la percepción de que el nuevo gobierno argentino resistirá los planes de Brasil de recortar el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur para abrir las economías del bloque, enfurecieron al presidente Jair Bolsonaro, quien ni siquiera saludó al nuevo presidente electo del país que es el tercer mayor socio comercial de Brasil y principal destino de exportación de sus productos manufacturados.

Bolsonaro también anunció que no asistiría a las ceremonias de asunción de Alberto Fernández y vetó las presencias de su vicepresidente, Hamilton Mourao, y de su canciller, Ernesto Araújo, el 10 diciembre en Buenos Aires, adonde enviará como representante al ministro de Ciudadanía, Osmar Terra, quien maneja los principales programas sociales de Brasil.

“Queremos accionar como un país maduro. Hacen muy bien los países que se sienten ofendidos en repudiar este tipo de afronta. Parte de la sociedad brasileña considera que no es bueno que un jefe de Estado condene nuestro sentido de justicia diciendo que Brasil tiene presos políticos y quiere la libertad de personas que nosotros ya juzgamos en varias instancias. Cabe esta contribución, incluso aunque no tenga efectos prácticos”, dijo el diputado Orleans e Bragança. “Tenemos un acuerdo comercial. ¿Entonces no podemos hablar mal (de la actitud de Fernández)?”, agregó el legislador.

Otro diputado de izquierda, Iván Valente, miembro del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), intentó detener la aprobación de la moción advirtiendo sobre el maltrato al tercer mayor socio comercial de Brasil, pero el requerimiento terminó siendo refrendado por los legisladores.

Fuente. Clarín.

© PyG. Según Art.28 de Ley 11.723 «Las noticias de interés general podrán ser utilizadas, transmitidas o retransmitidas; pero cuando se publiquen en su versión original será necesario expresar la fuente de ellas». En consecuencia, PYG no se hará responsable de la información publicada, cuando se cite la Fuente de la misma.

Please Share:

Deja un comentario